Atención – Definición, Características, Tipos Y Factores Que Intervienen.

La atención es un concepto estudiado en la psicología cognitiva que se refiere a cómo procesamos activamente información específica en nuestro entorno. Mientras lee esto, hay numerosos lugares de interés, sonidos y sensaciones a su alrededor: la presión de sus pies contra el piso, la vista de la calle desde una ventana cercana, el calor suave de su camisa, el recuerdo de una conversación que tuvo anteriormente con un amigo.

Todas estas visiones, sonidos y sensaciones piden atención, pero resulta que nuestros recursos atencionales no son ilimitados. ¿Cómo logramos experimentar todas estas sensaciones y todavía nos concentramos en solo un elemento de nuestro entorno? ¿Cómo gestionamos efectivamente los recursos que tenemos disponibles para dar sentido al mundo que nos rodea?

Echemos un vistazo más de cerca a cómo los psicólogos la definen y los muchos factores que afectan nuestra capacidad para atender información aparentemente interminable que compite por nuestro enfoque.

¿Que es la atención?

atencion

Es la concentración de la conciencia en algún fenómeno a la exclusión de otros estímulos, es la conciencia del aquí y el ahora de una manera focal y perceptiva. Para los primeros psicólogos, como Edward Bradford Titchener, el termino determinaba el contenido de la conciencia e influía en la calidad de la experiencia consciente.

En los años siguientes se puso menos énfasis en el elemento subjetivo de la conciencia y más en los patrones de comportamiento por los cuales este termino podría ser reconocido en otros. Aunque la experiencia humana está determinada por la forma en que las personas dirigen su atención, es evidente que no tienen un control total sobre dicha dirección. Hay por ejemplo, momentos en los que un individuo tiene dificultad para concentrarse en una tarea, una conversación o un conjunto de eventos. En otros momentos, puede ser “capturada” por un evento inesperado en lugar de ser dirigida voluntariamente hacia ella.

La atención es un proceso mental importante, sin ella, otros procesos mentales, como la imaginación, el aprendizaje y el pensamiento, etc., no son posibles ni útiles, no podemos pensar en nada a menos que concentremos nuestra atención en ello.

Se considera que es esa facultad que se puede desviar hacia cualquier objeto a voluntad. La atención, en lugar de ser una facultad mental, es parte de la actividad mental, también es un proceso selectivo, cuando prestamos atención a cualquier estímulo, significa que hemos eliminado nuestra atención de otros estímulos. Nuestra mente selecciona solo un estímulo, el que se adapta mejor a él, para prestar atención y eso también depende del interés de uno.

Características

  • Es actividad mental selectiva: es un proceso de filtrado a través del cual respondemos selectivamente a los estímulos entrantes, podemos ignorar algo o aceptar algo más.
  • Cambiando de un objeto a otro, atracción por cosas nuevas, por lo que no es algo fijo.
  • Deja clara en nuestra conciencia el objeto al que atendemos: despierta al individuo para que atienda objetos particulares.
  • Crea una actitud atenta del individuo.
  • Crea ajustes motores tales como músculos y órganos de los sentidos para mejorar la respuesta.

Tipos de atención

Atención sostenida

Es bastante simple captarla de cualquier persona, pero sin duda es un desafío mantenerla o mantenerla durante un tiempo considerable. Es la capacidad de mantener ese enfoque o concentración durante largos períodos de tiempo, incluso si el individuo está expuesto a la acción o actividad repetitiva. Este es el tipo que generalmente se utiliza para la mayoría de las actividades de aprendizaje y trabajo, como escuchar una conferencia de un profesor toda la hora, leer libros y notas durante toda la noche para revisar, responder preguntas de prueba o prueba, completar un proyecto extenso, o tal vez, trabajando regularmente en una tarea repetitiva, este tipo debería ser muy beneficiosa, pero es del tipo que a menudo es muy difícil de adquirir o lograr.

Atención selectiva

Cuando se enfrenta a una serie de factores o estímulos ambientales, el cerebro humano responde de forma natural seleccionando un aspecto o factor particular en el que enfocarse, esto se conoce como atención selectiva, la cual es la capacidad de seleccionar entre los muchos factores o estímulos y enfocarse solo en uno que prefiera o que su cerebro seleccione, esto no es realmente un tipo de atención especial y difícil de lograr, casi todas las personas usan esta capacidad cognitiva casi todo el tiempo.

Todos los días, las personas suelen estar expuestas a una serie de factores ambientales en el hogar, en la escuela, en la oficina, etc., pero sus cerebros responden centrándose únicamente en los factores particulares más importantes o en los que las personas eligen centrarse, sin embargo, al comprenderlo mejor, la persona puede seleccionar mejor los estímulos apropiados.

Atención alterna

El siguiente tipo es el alterno, como su nombre lo indica, este es la capacidad de cambiar o transferir inmediatamente su enfoque o concentración de una actividad a otra. El cerebro también se adapta instantáneamente incluso si la actividad siguiente tiene un nivel de conocimiento o comprensión diferente, similar a la selectiva, la atención alterna también es una habilidad que se usa casi todo el tiempo. Todos los días, debe hacer cambios repentinos en su actividad o acción que también requieren su concentración para cambiar.

Atención dividida

El último tipo es interesante, ya que es la capacidad de un individuo para enfocarse o concentrarse en dos o más factores ambientales, estímulos o actividades simultáneamente, en su forma más simple de explicación, los expertos lo llaman la capacidad de multitarea, la cual se considera un talento deseable para aquellos que están dotados con esta habilidad, pero esto significa que será muy difícil para otras personas adquirir esta habilidad. Este tipo se puede aprender a través de la práctica o adquiriendo experiencia en cierto tipo de actividad.

Objetivos y factores subjetivos que determinan nuestra atención

factores de la atencion

Es cierto que es una actividad selectiva y la voluntad de nuestra mente es muy importante para determinar nuestra concentración, pero a pesar de esto, hay algunos factores tanto en los objetos como en el individuo mismo que pueden influenciar nuestra atención.

Factores objetivos

Estos factores pertenecen a aspectos particulares de los objetos que son inherentes a los objetos.

Movimiento

Un objeto en movimiento atrae nuestra atención más fácilmente que un objeto estacionario, por ejemplo, las luces parpadeantes llaman nuestra atención sobre las luces que no parpadean, un vehículo en movimiento llama nuestra atención más que un vehículo estacionado.

Intensidad

Una luz, un sonido o un olor más intenso atrae nuestra atención más fácilmente que uno menos intenso, por ejemplo, una bombilla de alta tensión se observará más rápido que una bombilla de baja tensión, un color muy brillante que un color oscuro o un sonido muy fuerte que un sonido normal.

Novedad

Nuevos tipos de objetos llaman nuestra atención rápidamente, las agencias de publicidad adoptan esta técnica de manera muy efectiva, por ejemplo, el último vestido de moda, zapatos, pluma, etc.

Tamaño

Un objeto más grande o más pequeño atrae la atención de las personas con mucha facilidad que el tamaño de nivel promedio de cualquier objeto, por ejemplo, un hombre de 7 pies más alto, un enano de 2 pies, un hombre muy gordo, un enorme edificio de varios pisos puede llamar nuestra atención rápidamente.

Cambio

Un cambio en nuestro entorno atrae nuestra atención rápidamente, por ejemplo, el sonido regular de un reloj en movimiento no llama nuestra atención, pero el movimiento se detiene, nuestra atención se desvía.

Una pieza de exhibición colocada en un lugar nuevo, una radio que reproduce una canción se detiene debido a una falla de electricidad llama nuestra atención.

Repetición

Cuando se presenta un estímulo repetidamente nuestra atención se desvía, por ejemplo, el cuerno repetido de un cuerpo de bomberos o una ambulancia.

Claridad

Un objeto o sonido que se puede experimentar atrae claramente nuestra atención más que los estímulos que no son claros, por ejemplo, durante la noche, las estrellas y los planetas que se ven claramente llaman nuestra atención.

Colores

Los objetos coloridos atraen nuestra atención más fácilmente que los objetos negros o blancos.

Contraste

Un objeto que es sorprendentemente diferente de su fondo llama nuestra atención, por ejemplo, una mancha negra en una camisa blanca.

Factores subjetivos

Estos factores se refieren a individuos, estos son inherentes a las personas. Hay muchos factores subjetivos que determinan nuestra atención.

Interés

Los objetos de nuestro interés llaman nuestra total concentración de inmediato, por ejemplo, mientras se desplaza por una carretera, un deportista es atraído hacia la tienda donde se colocan los materiales deportivos. Una persona que está interesada en un cantante en particular inmediatamente desviará su atención en el momento en que escuche su voz.

Motivos

Los motivos son fuerzas poderosas que nos hacen desviarla, por ejemplo, un hotel llamará la atención de una persona hambrienta porque tiene un disco para comer.

Conjunto mental

Nuestro conjunto o disposición de la mente es muy importante para atender cualquier estímulo, por ejemplo, cuando una persona está en fantasía, es posible que no escuche ninguna llamada. Por otro lado, si está esperando ansiosamente una llamada telefónica, la escuchará de inmediato.

Estado emocional

Se altera durante el estado emocional, también afecta nuestra percepción, por ejemplo, cuando una persona está muy emocionada debido al miedo, es posible que no escuche ni entienda lo que otros dicen.

Hábitos

Nuestra atención se desvía automáticamente hacia las cosas que nos habitúan. Por ejemplo, un fumador recuerda haber fumado incluso si está ocupado en algún trabajo, una persona habituada a tomar alimentos en un momento determinado recuerda los alimentos en el momento correcto. La atención de una enfermera se desvía automáticamente hacia un paciente serio.

Falta de atención

Inatención y distracción

La capacidad de procesamiento limitada invariablemente implica una competencia por la atención, los humanos pasan sus horas de vigilia atendiendo a una cosa u otra. El término falta de atención generalmente implica que, en un momento dado, lo que se atiende no es lo que se suponía que era o no lo adaptativamente debería ser. La gente a menudo informará: “Estuve presente, pero no entendía lo que estaba sucediendo”, en muchas ocasiones, las preocupaciones internas se convierten en el objeto de la atención actual a expensas de la información sensorial del mundo externo.

Alternativamente, un estímulo interno, como un dolor o hambre, podría llamar la atención, también es posible que la información sensorial irrelevante del mundo externo distraiga a las personas de su foco de atención actual. Cuando esto sucede, puede ser debido al estímulo intrusivo, tiene una alta prioridad (como el sonido de un teléfono) o quizás porque la tarea está simplemente desinteresada.

Algunas personas se distraen más fácilmente que otras, pero para todos la distracción varía según las circunstancias, cuando la motivación y el nivel de participación son altos, un individuo puede ignorar totalmente las señales “externas” intensas y persistentes, tales entradas se filtran de forma reducida o solo a nivel automático, incluso cuando el estímulo de la competencia es el dolor de una lesión, por ejemplo, por un atleta en las primeras etapas de un juego, a menudo apenas se nota hasta que el juego termina y la atención ya no es absorbida por el juego.

Sin embargo, debido a que la capacidad de las personas para enfocar la atención varía, algunas informan “dificultades de concentración” y pueden encontrarse tan fácilmente distraídas que apenas pueden leer un libro, hay indicios de que las personas con ansiedad crónica pueden encontrarse entre aquellos cuya atención se distrae fácilmente por sus modestos e irrelevantes niveles de estímulo. Esta característica se ha observado en una serie de trastornos psiquiátricos, como el trastorno de déficit de hiperactividad, y se ha sugerido que uno de estos trastornos puede ser un defecto en los mecanismos.

Lapsos de atención

Se ha establecido que, para conservar recursos limitados, al parecer se pueden obtener secuencias completas y jerarquías de acciones cuando se han aprendido bien o se han ejecutado muchas veces, sin embargo, hay razones para suponer que al menos un nivel mínimo de atención focal puede ser necesario, aunque solo sea para asegurar que se inicie la secuencia o jerarquía correcta.

Las fallas de este monitoreo mínimo pueden dar como resultado los fenómenos generalmente clasificados como fallas de atención, por ejemplo, la mayoría de las personas han experimentado errores triviales de comportamiento, como encontrarse tomando una ruta de uso regular cuando tenían la intención de ir en una dirección diferente; intentar apagar una luz al salir de una habitación a la luz del día, o tal vez, verter té en el azucarero en lugar de una taza. En cada caso, una acción bien establecida ha sido desencadenada de manera inapropiada por señales parciales y se ha deslizado más allá del monitor atencional, tales errores generalmente ocurren porque una persona estaba “pensando en otra cosa” o no estaba prestando atención a la actividad en cuestión.

En muchas circunstancias, es ventajoso que las secuencias automáticas de comportamiento se ejecuten con solo una referencia muy limitada a la atención consciente. Los músicos, mecanógrafos y otras personas capacitadas son conscientes de que demasiada atención dedicada a la ejecución de una habilidad bien aprendida puede interrumpir el rendimiento, sin embargo, las personas no pueden prescindir por completo de un cierto grado de control atencional si quieren evitar errores.

Otro tipo de error implica no poder recordar si se ha realizado una acción particular como parte de una secuencia altamente automatizada: “¿He o no puesto el azúcar en mi té?”, otra ocurre cuando una acción automática desencadena otra acción no deseada o acción inapropiada: “Quise quitarme solo los zapatos, pero también me quité los calcetines”. La mayoría de los fallos tienen en común que ocurren cuando la atención ha sido reclamada por una preocupación interna o por una distracción externa.

►Video recomendado (ATENCIÓN PROCESO COGNITIVO)

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Estudiante de Contaduría Pública, Amo dibujar y el aprender cada día un poco más, me gusta la música y divertirme. Soy redactora en páginas Web.

“El éxito no está en vencer siempre sino en no desanimarse nunca”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario