Constructivismo: Definición, Historia, Teorías, Objetivos

El constructivismo se refiere a muchas escuelas de pensamiento que extraordinariamente son diferentes en sus técnicas (aplicadas en campos como la educación y la psicoterapia), están conectadas por una crítica común de los enfoques estándar anteriores y por suposiciones compartidas sobre la naturaleza constructiva activa del conocimiento humano . En particular, la crítica apunta al postulado “asociacionista” del empirismo, “mediante el cual la mente se concibe como un sistema pasivo que recoge sus contenidos de su entorno y, a través del acto de conocer, produce una copia del orden de la realidad”.

En contraste, el constructivismo es una premisa epistemológica basada en la afirmación de que, en el acto de conocer, es la mente humana la que da sentido y orden activamente a esa realidad a la que responde. Las psicologías constructivistas teorizan e investigan cómo los seres humanos crean sistemas para comprender de manera significativa sus mundos y experiencias.

constructivismo

En psicoterapia, por ejemplo, este enfoque podría traducirse en un terapeuta que hace preguntas que confrontan la cosmovisión de un cliente en un esfuerzo por expandir sus hábitos de creación de significado, la suposición aquí es que los clientes encuentran problemas no porque tengan una enfermedad mental, sino en gran parte debido a la forma en que enmarcan sus problemas, o la forma en que la gente da sentido a los eventos que ocurren en su vida.

Historia del Constructivismo

Aunque las raíces se remontan a los filósofos griegos Heráclito, Protágoras y Aristóteles, no fue hasta 1934 que el filósofo francés Gaston Bachelard (1884 – 1962) afirmó que “Nada procede de sí mismo, nada se da, todo está construido. “, y solo en 1967, Jean Piaget (1896 – 1980) utilizó por primera vez la expresión epistemología constructivista .

La doctrina está en deuda con la teoría darwiniana de finales del siglo XIX, ya que los constructivistas afirman que la comprensión humana, como producto de la selección natural, puede decirse que no proporciona una comprensión “verdadera” del mundo tal como es en sí misma, que lo que es absolutamente necesario para la supervivencia humana.

Teorías constructivistas

Epistemología genética

Jean Piaget (1896-1980), el creador de la epistemología genética, argumentó que las posiciones del conocimiento se desarrollan y que no se les da a priori, como en la epistemología de Kant, sino que las estructuras de conocimiento se desarrollan a través de la interacción. La teoría de Piaget es finalmente falsacionista: el comportamiento es el motor de la evolución, sus publicaciones principales abarcaron cincuenta años desde la década de 1920 hasta la década de 1970. El enfoque de Piaget sobre el constructivismo se desarrolló aún más en las teorías neo-piagetianas del desarrollo cognitivo.

Constructivismo social

Es la teoría en Sociología y Teoría del Aprendizaje de que las categorías de conocimiento y realidad son creadas activamente por las relaciones e interacciones sociales. Una construcción social es un concepto o práctica que puede parecer natural y obvio para quienes la aceptan, pero en realidad es una invención o artefacto de una cultura o sociedad en particular. La filosofía posterior de Ludwig Wittgenstein puede verse como una base para el Constructivismo Social, con sus conceptos teóricos clave de los juegos de lenguaje integrados en las formas de vida.

Teoría de la construcción personal

George Kelly (1905-1967), el creador de la teoría de la construcción personal, se ocupaba principalmente del papel epistémico del observador en la interpretación de la realidad, argumentó que la forma en que esperamos experimentar el mundo altera nuestra forma de sentir y actuar. En otras palabras, ordenamos nuestros pensamientos y el objetivo de su enfoque terapéutico era, por lo tanto, permitir que el cliente explorara sus propias mentes, actuando como facilitador de la exploración de sus propios significados o “constructos”. Las principales publicaciones de Kelly fueron en los años 1950 y 1960.

Terapia cognitiva post-racional

Vittorio Guidano (1944-1999), el creador de la terapia cognitiva post-racional, hipotetizó que la mente crea un complejo sistema de reglas abstractas responsables de las cualidades concretas y particulares de nuestra experiencia consciente, 20 publicaciones salieron a la luz en los años ochenta y noventa y en los años posteriores a las contribuciones de Guidano, ha habido mucho debate entre los investigadores de la cognición encarnada acerca de hasta qué punto la cognición es abstracta o modal.

Constructivismo matemático

Es la visión en filosofía de las matemáticas de que es necesario encontrar (o “construir”) un objeto matemático para probar que existe. El intuicionismo es una especie de constructivismo, que sostiene que los fundamentos de las matemáticas se encuentran en la intuición del matemático individual, convirtiendo así esta en una actividad intrínsecamente subjetiva.

Constructivismo epistemológico

Es la visión filosófica, como se describió anteriormente, de que nuestro conocimiento está “construido” en el sentido de que está sujeto a la convención, la percepción humana y la experiencia social.

¿Cuáles son algunas formas de terapia que caen bajo lo constructivista?

La terapia breve enfocada en la solución es la que se ha utilizado con todo tipo de personas, familias y problemas. El énfasis, como con muchas terapias constructivistas, está en las fortalezas y soluciones del cliente que pueden estar disponibles para ellos, el enfoque en lo que ya está funcionando, en lugar de centrarse en lo que está mal, produce más soluciones como resultado.

La terapia emocionalmente focalizada, se usa principalmente con las parejas para profundizar, enriquecer y salvar las relaciones yes un enfoque que se basa principalmente en la teoría del apego, que enfatiza la importancia de un vínculo emocional seguro y protegido con otro.

La terapia narrativa se ha utilizado con niños, familias y adultos, la cual ofrece a los clientes la oportunidad de dominar sus vidas a través de las historias que se cuentan a sí mismos, el terapeuta narrativo ayuda a presentar las realidades preferidas de los clientes y les permite esencialmente volver a escribir sus vidas.

El constructivismo en salud mental ofrece una gran cantidad de esperanza y optimismo, con un terapeuta constructivista de confianza que puede facilitar hábilmente las conversaciones que cambian la vida, surgen nuevas posibilidades y oportunidades en los clientes.

¿Cual es el objetivo de los terapeutas constructivos?

El papel del terapeuta constructivo en la psicoterapia es diferente del papel clásico de “médico” en el que se supone que el terapeuta debe “sanar” o “tratar” a un paciente, si bien el terapeuta tiene habilidades y experiencia significativa en sesiones de facilitación y orientación, el terapeuta constructivo no es visto como el experto objetivo. En el constructivismo, hay una profunda conciencia de la subjetividad que todos tienen, incluidos los terapeutas.

El terapeuta y el cliente son, por lo tanto, vistos como participantes colaborativos, ya que hacen un significado conjunto y ayudan al cliente a crear su mejor realidad a medida que avanzan, se suscribe a la creencia en una realidad socialmente construida y ve su trabajo con un cliente como una co-construcción de significado a través de la conversación. El terapeuta se enfoca en las fortalezas de un cliente y no busca enfermedades o deficiencias, sino que enfatiza los recursos. Él o ella se enfoca en el futuro y tiene la esperanza y el optimismo sobre la capacidad del cliente para hacer cambios positivos.

Influencia del constructivismo

Los enfoques de terapia que incorporan ideas constructivistas generalmente implican una exploración del significado que las personas asignan a las experiencias, un reconocimiento de que los pensamientos y creencias afectan los sentimientos y el aliento (por parte del terapeuta) de las personas en terapia para ser participantes activos en el proceso de cambio . Estas terapias valoran un enfoque colaborativo, una en la que el terapeuta y la persona en tratamiento son iguales y trabajan juntos para ayudar a la persona a realizar cambios positivos.

Las influencias del constructivismo se pueden ver en varias modalidades diferentes, que incluyen enfoques humanísticos centrados en la persona, cognitivo-conductuales, dialécticos y existenciales. La psicología de la construcción personal de George Kelly fue uno de los primeros enfoques para integrar la teoría constructivista, este enfoque, iniciado a mediados de la década de 1950, es un enfoque de persona-científico basado en la idea de que la gente usa constructos personales (parecidos a hipótesis o teorías) para predecir el comportamiento de los demás, debido a que el individuo actúa como científico, estas construcciones pueden ser continuamente probadas y alteradas cuando las personas intentan nuevos comportamientos y consideran nuevas perspectivas, ya sea que esto ocurra en una sesión de terapia o en la vida diaria.

¿Cómo podemos percibir la realidad?

Esta también ha sido una de las grandes preguntas, y se han presentado una multitud de posibles soluciones, la respuesta más intuitiva y la primera que la historia nos presenta es el realismo, desde esta perspectiva, creemos que recibimos una copia exacta de la realidad,lo que vemos, escuchamos y tocamos es exactamente lo que percibimos, y todos los individuos lo perciben igual.

Muchos filósofos con el tiempo pudieron conocer que los sentidos no pueden percibir la realidad a la perfección. Descartes y Hume incluso llegaron a decir que era posible que no haya realidad detrás de los sentidos, aquí hay otra posible solución: los sentidos nos dan un reflejo imprecisa de la realidad ya no observamos la realidad directamente; de acuerdo con esta premisa, vemos solo una sombra de la realidad.

Por ello podemos darnos cuenta que hay deficiencias en esta explicación, porque por ejemplo, a pesar de que todos tenemos los mismos sentidos, no podemos percibir la misma situación de la misma forma,es decir, que la realidad puede cambiar de acuerdo a cada persona y es aquí donde el constructivismo toma control, debido a que nos muestra que la percepción no es  solo un espejo o reflejo de la realidad, va mas allá de eso.

La teoría constructivista nos explica que los sentidos nos muestran un poco de información sobre la realidad, pero esto es muy confuso para nuestro cerebro, por esta razón para que la información sea procesada, el cerebro primero debe estructurarla y para que suceda, categoriza o divide la información no estructurada en conceptos e interpretaciones. Aquí, la realidad es inaccesible para nosotros.

Constructivismo y socioconstructivismo

En definitiva se puede entender el termino constructivismo a que somos agentes activos de nuestra propia percepción y no de lo que otras personas quieren que veamos. Somos quienes a través de ello damos forma al mundo dentro y fuera de nosotros, ahora al haber entendido esto, surge la pregunta de, ¿cómo es posible que todas las personas tengamos una visión muy parecida de la realidad?

Para encontrar una respuesta a esto, podemos recurrir al psicólogo Vygotsky y su teoría socioconstructivista basada en la cultura, aunque cada uno de nosotros construye nuestro propio mundo, todos nacemos en una sociedad y cultura que nos guía. Cuando nacemos inmersos en una cultura, esto no solo guía nuestras interpretaciones, también nos da una multitud de construcciones para tomar prestado. ES decir, que muchas veces construimos nuestra realidad muy parecida a las personas que tienen nuestra misma cultura que con otras que tienen culturas muy diferentes.

Deja un comentario