Funcionalismo – La Función De La Mente: Definición Y Tipos.

El funcionalismo, en psicología, es una amplia escuela de pensamiento originada en los Estados Unidos durante el siglo XIX que intentó contrarrestar la escuela de estructuralismo alemana dirigida por Edward B. Titchener. Los funcionalistas, incluidos los psicólogos William James y James Rowland Angell, y los filósofos George H. Mead, Archibald L. Moore y John Dewey, subrayaron la importancia del pensamiento empírico y racional sobre una filosofía experimental de ensayo y error. El grupo estaba más preocupado por la capacidad de la mente que por el proceso del pensamiento, por lo tanto, el movimiento estaba interesado principalmente en las aplicaciones prácticas de la investigación.

¿Que es el funcionalismo?

funcionalismo

Es la doctrina de que lo que hace que algo sea un pensamiento, deseo, dolor (o cualquier otro tipo de estado mental) no depende de su constitución interna, sino únicamente de su función, o el papel que desempeña, en el sistema cognitivo del cual es una parte. Más precisamente, las teorías funcionalistas toman la identidad de un estado mental para ser determinada por sus relaciones causales con las estimulaciones sensoriales, otros estados mentales y el comportamiento.

Para (un ejemplo declaradamente simplista), una teoría funcionalista podría caracterizar el dolor como un estado que tiende a ser causado por una lesión corporal, para producir la creencia de que algo está mal en el cuerpo y el deseo de estar fuera de ese estado, para producir ansiedad y, en ausencia de deseos más fuertes y conflictivos, para causar una mueca o un gemido. Según esta teoría, todas las criaturas con estados internos que cumplan estas condiciones o jueguen estos roles son capaces de sufrir.

Dado que los estados mentales se identifican por un rol funcional, se dice que se realizan en múltiples niveles, en otras palabras, pueden manifestarse en varios sistemas, incluso tal vez computadoras, siempre que el sistema realice las funciones apropiadas. Mientras que las computadoras son dispositivos físicos con sustrato electrónico que realizan cálculos en las entradas para producir resultados, los cerebros son dispositivos físicos con sustrato neuronal que realizan cálculos en las entradas que producen comportamientos.

Tipos de funcionalismo

Funcionalismo del estado de la máquina

Las primeras teorías funcionalistas de Putnam (1960, 1967) pueden verse como una respuesta a las dificultades que enfrenta el conductismo como una teoría psicológica científica, y como un respaldo de las (nuevas) teorías computacionales de la mente que se estaban convirtiendo en rivales cada vez más importantes para él. Esta formulación, que ahora se llama funcionalismo máquina-estado, o simplemente funcionalismo de máquina, se inspiró en las analogías que Putnam y otros notaron entre la mente y las “máquinas” teóricas o computadoras capaces de computar cualquier algoritmo dado que fueron desarrolladas por Alan Turing (llamadas máquinas de Turing).

Psico-Funcionalismo

Una segunda tensión del funcionalismo, deriva principalmente de la reflexión sobre los objetivos y la metodología de las teorías psicológicas “cognitivas”. En contraste con la insistencia de los conductistas de que las leyes de la psicología apelan únicamente a las disposiciones conductuales, los psicólogos cognitivos argumentan que las mejores teorías empíricas del comportamiento lo consideran el resultado de un complejo de estados y procesos mentales, introducidos e individualizados en términos de la los roles que desempeñan en la producción del comportamiento que se explicará.

Por ejemplo, un psicólogo puede comenzar a construir una teoría de la memoria postulando la existencia de una “decadencia de la memoria”, un proceso cuya ocurrencia o ausencia es responsable de efectos tales como pérdida de memoria y retención, y que se ve afectado por el estrés o la emoción en ciertas formas distintivas.

En una teoría de este tipo, lo que hace que un proceso neuronal sea una instancia de deterioro de la traza de memoria es una cuestión de cómo funciona, o el rol que desempeña, en un sistema cognitivo; sus propiedades neuronales o químicas son relevantes solo en la medida en que permiten que ese proceso haga lo que se supone que hace la huella de rastro.

Funcionalismo analítico

Una tercera forma de funcionalismo se refiere a los significados de los términos teóricos en general, este punto de vista está estrechamente asociado con David Lewis y a menudo se lo denomina funcionalismo analítico o funcionalismo conceptual. La idea básica del funcionalismo analítico es que los términos teóricos están implícitamente definidos por las teorías en cuya formulación se producen y no por las propiedades intrínsecas de los fonemas que comprenden.

En el caso de términos de lenguaje ordinario, como “creencia”, “deseo” o “hambre”, la idea es que tales términos obtengan sus significados de nuestras teorías “psicológicas populares” de sentido común sobre ellos, pero que tales conceptualizaciones son no es suficiente para resistir el rigor impuesto por las teorías materialistas de la realidad y la causalidad. El funcionalismo analítico, por supuesto, tiene recursos más ricos que el conductismo lógico para tales traducciones, ya que permite hacer referencia a las relaciones causales que un estado mental tiene con las estimulaciones, el comportamiento y otros estados mentales.

Funcionalidad homuncular

Fue desarrollado en gran parte por Daniel Dennett y ha sido defendido por William Lycan, surgió en respuesta a los desafíos que China Brain (una nación china) de Ned Block y la habitación china de John Searle pensaban que los experimentos presentaban para las formas más tradicionales de funcionalismo.

Al intentar superar las dificultades conceptuales que surgieron de la idea de una nación llena de chinos conectados, cada persona trabajando como una sola neurona para producir en el conjunto conectado los estados mentales funcionales de una mente individual, muchos funcionalistas simplemente mordieron la bala, por así decirlo, y argumentó que una nación china así tendría todas las propiedades cualitativas e intencionales de una mente; es decir, se convertiría en una especie de mente sistémica o colectiva con actitudes proposicionales y otras características mentales.

Funcionalismo mecanicista

Originalmente formulado y defendido por Gualtiero Piccinini y Carl Gillett independientemente, aumenta las versiones funcionalistas previas de los estados mentales al sostener que cualquier explicación psicológica debe ser presentada en términos mecanicistas, es decir, en lugar de que los estados mentales reciban una explicación puramente funcional en términos de sus relaciones con otros estados mentales, como los enumerados anteriormente, se considera que las funciones juegan solo una parte, la otra parte es interpretada por estructuras- de la explicación de un determinado estado mental.

Una explicación mecanicista implica descomponer un sistema dado, en este caso un sistema mental, en sus partes físicas componentes, sus actividades o funciones, y sus relaciones organizacionales combinadas. En este sentido, la mente sigue siendo un sistema funcional, pero que se entiende de forma mecánica, esta explicación sigue siendo una especie de funcionalismo porque las relaciones funcionales siguen siendo esenciales para los estados mentales, pero es mecanicista porque las relaciones funcionales son siempre manifestaciones de estructuras concretas, aunque estructuras entendidas en un cierto nivel de abstracción.

Diferencia entre estructuralismo y funcionalismo

El estructuralismo y el funcionalismo son dos enfoques de la psicología, también son las dos primeras teorías psicológicas que han tratado de explicar el comportamiento humano de diferentes maneras y abordar el estudio de la psicología desde diferentes perspectivas. El estructuralismo apareció primero y el funcionalismo fue una reacción a esta teoría.

El estructuralismo podría considerarse como la primera teoría formal en psicología que lo separó de la biología y la filosofía en su propia disciplina. La psicología estructural fue descrita por primera vez por Tichener, un estudiante de Wilhelm Wundt. Wundt creó el primer laboratorio psicológico, por lo que las ideas de Tichener estuvieron muy influenciadas por el trabajo realizado allí (Goodwin, 2008).

El estructuralismo o la psicología estructural fue un enfoque que intentó analizar la mente humana mediante el establecimiento de unidades básicas dentro de ella. El estudio de la mente se realizó a través de la introspección para establecer el vínculo entre las diferentes experiencias internas, como los sentimientos o las sensaciones. El estructuralismo fue el enfoque que condujo a la creación del primer laboratorio psicológico y los primeros intentos de un estudio científico de la mente humana, sin embargo, el problema con el estructuralismo era que se basaba en una técnica intrínsecamente subjetiva: la introspección.

Los participantes tuvieron que concentrarse en sus sentimientos y sensaciones para informarlos a los experimentadores, sin embargo, este enfoque se basó únicamente en medidas subjetivas, lo que limitó la precisión de este enfoque (Goodwin, 2008).

 

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Estudiante de Contaduría Pública, Amo dibujar y el aprender cada día un poco más, me gusta la música y divertirme. Soy redactora en páginas Web.

“El éxito no está en vencer siempre sino en no desanimarse nunca”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario