Trastorno De La Personalidad Dependiente: Definición, Causas Y Síntomas

El trastorno de la personalidad dependiente se caracteriza por una dependencia psicológica generalizada de otras personas, es una afección a largo plazo en la que las personas dependen de los demás para satisfacer sus necesidades emocionales y físicas, y solo una minoría logra niveles normales de independencia.

Los rasgos de personalidad son patrones perdurables de percepción, relación y pensamiento sobre el propio entorno y sobre uno mismo que se exhiben en una amplia gama de contextos sociales y personales. Solo cuando los rasgos de personalidad causan un deterioro funcional y significativo en la vida de una persona y/o angustia, se considera que tiene trastornos de la personalidad. La característica esencial de ello es un patrón continuo de experiencia interna y comportamiento que se desvía notablemente de las expectativas de la cultura del individuo y se manifiesta en al menos dos de las siguientes áreas: cognición / pensamiento, afectividad / expresión emocional o funcionamiento interpersonal.

¿Qué es el trastorno de la personalidad dependiente?

trastorno de la personalidad dependiente

Es un trastorno de personalidad caracterizado por una necesidad generalizada y excesiva de ser atendido, se clasifica como el grupo C, el cual esta formado por trastornos ansiosos y temerosos, otros incluidos en este grupo son los trastornos de la personalidad por evitación y obsesivo-compulsivo; los tres muestran altos niveles de ansiedad.

Las personas con personalidades dependientes tienden a ser muy aferradas y tienen dificultades para realizar tareas o tomar decisiones, confían en otros para satisfacer sus necesidades emocionales y físicas, tienden a sentirse inadecuados e indefensos y pueden tener problemas en sus relaciones debido a su necesidad casi constante de apoyo. Las personas con este problema tienen poca confianza en sí mismas, esto puede hacer que dependan completamente de un compañero, incluso en el caso de abuso doméstico.

Componentes del trastorno de  la personalidad dependiente

Cognitivo

El individuo se percibe a sí mismo como impotente e ineficaz y ve a otras personas como más poderosas y potentes.

Motivacional

El individuo posee un deseo de obtener y mantener relaciones con sus cuidadores.

Comportamiento

El Individuo demuestra un patrón de comportamiento que disminuye la posibilidad de abandono y rechazo al tratar de fortalecer los vínculos interpersonales.

Emocional

El individuo posee un miedo al abandono, miedo al rechazo y ansiedad cuando es evaluado por figuras de autoridad.

Síntomas del trastorno de la personalidad dependiente

Las personas con este trastorno no confían en su propia capacidad para tomar decisiones y sienten que los demás tienen mejores ideas, pueden estar devastados por la separación y la pérdida, y pueden llegar a grandes extremos, incluso sufriendo abusos, para mantenerse en una relación, pueden tender a menospreciar sus habilidades y con frecuencia se refieren a sí mismos como “estúpidos”. Para entender estos sintomas mas a fondo encontramos:

Necesita de los demás

Un individuo con trastorno de personalidad dependiente a menudo parecerá necesitado, particularmente cuando se encuentra en presencia de otras personas, este comportamiento puede ser evidente en una amplia gama de formas, pero es particularmente claro cuando el individuo necesita tomar una decisión importante.

En muchos casos, el afectado tomará una decisión que beneficie a la persona de la que dependen más que a sí mismos y dependiendo de la naturaleza de la decisión y su importancia, esto puede intensificar aún más la dependencia del individuo. Con el tiempo, esto podría llevarlos a renunciar a todos los intentos de tomar decisiones, dejando que los demás tomen la mayoría de las decisiones por ellos.

Ansiedad de separación

Una cosa es sentirse ansioso cuando alguien cercano a ti se va por unas semanas o meses y otra cosa es sentirse completamente perdido en el mundo solo porque esa persona está ausente por unos días u horas. Luchar para lidiar con la ausencia de alguien más en un período de tiempo tan corto puede ser un síntoma del trastorno de personalidad dependiente.

La persona afectada puede ser incapaz de concentrarse en nada más que en la persona desaparecida hasta su regreso, esto podría hacerlos menos efectivos en su trabajo, gestionando la higiene personal o cuidando las relaciones con amigos y familiares.

Mala toma de decisiones

Ser incapaz de tomar decisiones firmes sobre asuntos mayores o menores es una cosa y otra es tomar constantemente decisiones que perjudiquen su propio bienestar para satisfacer los deseos de otra persona. En muchos casos de trastorno de personalidad dependiente, las personas pondrán sus propios intereses muy por detrás de los de otra persona, una posición que puede llevarlos a tener serios problemas con su salud mental y física.

Evitación de responsabilidades

La persona deja de asistir a los eventos que los hicieron tan exitosos en su carrera y con el tiempo, su disposición se desvanece, hasta el punto en que ya no pueden cumplir con los requisitos básicos de su puesto, poniendo su propio empleo en peligro. Este es un ejemplo de alguien que puede estar luchando con el trastorno de personalidad dependiente.

Otros síntomas incluyen:

  • Necesidad que otros asuman la responsabilidad de la mayoría de las áreas importantes de su vida.
  • Tener dificultad para expresar su desacuerdo con los demás por temor a perder el apoyo o la aprobación.
  • Tener dificultad para iniciar proyectos o hacer cosas por sí mismo (debido a una falta de confianza en sí mismo en el juicio o habilidades en lugar de una falta de motivación o energía).
  • Llegar a extremos excesivos para obtener la protección y el apoyo de los demás, hasta el punto de ofrecerse como voluntario para hacer cosas desagradables.
  • Sentirse incómodo o indefenso cuando está solo debido a los miedos exagerados de no poder cuidar de sí mismo.

Al igual que la mayoría de los trastornos de la personalidad, este generalmente disminuirá en intensidad con la edad, y muchas personas experimentarán algunos de los síntomas más extremos en el momento en que tengan entre 40 y 50 años.

¿Cuales son las causas del trastorno de la personalidad dependiente?

Al igual que con una gran cantidad de enfermedades mentales, los expertos no tienen una comprensión clara de las causas, la mayoría de los investigadores están de acuerdo con la teoría de que las causas son una combinación de factores genéticos, biológicos y sociales, esto significa que probablemente no desarrolle el trastorno solo porque tenga una predisposición genética siempre y cuando no tenga factores de riesgo biológicos y sociales en su entorno. Los científicos se refieren a este sistema de causalidad tridimensional como el modelo biopsicosocial.

Algunos investigadores teorizan que la crianza excesivamente autoritaria o sobreprotectora puede contribuir al desarrollo del trastorno de personalidad dependiente en personas con una predisposición a la afección.

¿Como se diagnostica este tipo de trastorno de la personalidad?

Generalmente los tipos de trastorno de la personalidad sondiagnosticados por un profesional capacitado en salud mental, como un psicólogo o un psiquiatra, mientras que los médicos de familia y los médicos generales no están capacitados ni equipados para realizar este tipo de diagnóstico psicológico.No hay exámenes de laboratorio, de sangre o genéticos que se usan para diagnosticarlo.

Un profesional de la salud mental realiza un diagnóstico comparando sus síntomas e historial de vida y determinarán si sus síntomas cumplen con los criterios necesarios para un diagnóstico de trastorno de la personalidad dependiente.

¿Como se trata el trastorno de la personalidad dependiente?

La psicoterapia es la forma preferida de tratamiento para las personas con trastorno de personalidad dependiente, la terapia cognitivo-conductual se centra en patrones de pensamiento que son desadaptativos, las creencias que subyacen a dicho pensamiento y en la resolución de síntomas o rasgos que son característicos del trastorno, como la incapacidad para tomar decisiones importantes de vida o la incapacidad para iniciar relaciones. Por lo general, las mejoras se ven solo con terapia o tratamiento a largo plazo.

La medicación puede ser útil para tratar cualquier otra afección subyacente, ciertos tipos de medicamentos, como los antidepresivos, los sedantes y los tranquilizantes a menudo se recetan a los pacientes con trastorno de personalidad dependiente para tratar afecciones concurrentes.

¿Se puede llegar a prevenir el trastorno de personalidad dependiente?

Aunque la prevención podría no ser posible, el tratamiento puede permitir que una persona que pueda desarrollar este trastorno aprenda maneras efectivas de enfrentar situaciones difíciles.

Trastorno de personalidad dependiente vs Trastorno limite de personalidad

A diferencia de aquellos con trastorno de personalidad dependiente, las personas con trastorno limite de personalidad experimentan furia, impulsividad y agresión, pueden ser imprudentes y autolesionarse, viendo el mundo como blanco y negro, sin término medio. Los dos trastornos se superponen en sentimientos de soledad, evitando la responsabilidad y dificultad para mantener las relaciones sociales.

Deja un comentario