Psicología Criminal – Definición, Roles, Donde Trabajan Y Que Hacen

El término psicología criminal se ha definido de muchas maneras, incluso hoy en día no tiene una definición aceptada. Puede definirse como una ciencia, que ayuda a las instituciones de investigación a cumplir su misión de manera más efectiva al aplicarles un conocimiento psicológico.

En este campo los psicólogos se centran principalmente en los delincuentes, pueden participar en una serie de actividades relacionadas con la investigación, que van desde el proceso de creación de perfiles hasta la realización de pruebas psicológicas de personas para tribunales / juicios de diversos delitos.

Las personas con esta profesión también tratan de averiguar por qué las personas cometen esos delitos, cuáles son sus motivos, qué les hizo hacerlo. La investigación de la relación causa-efecto abarca desde el entorno infantil de un asesino en serie hasta el estrés psicológico, lo que los lleva a robar un banco para enfrentar problemas financieros.

La psicología criminal, también llamada psicología criminológica, es el estudio de las voluntades, los pensamientos, las intenciones y las reacciones de los delincuentes y todo lo que participa en el comportamiento criminal, está relacionado con el campo de la antropología criminal. Los psicólogos criminales a menudo son llamados como testigos en casos judiciales para ayudar al jurado a entender la mente del criminal.

Roles de los psicólogos criminales

psicología criminal

En 1981, uno de los padres de la psicología criminal del Reino Unido, el profesor Lionel Haward, describió cuatro formas que el psicólogo puede realizar cuando se involucra profesionalmente en un proceso penal. Estos son los siguientes:

Clínico

En esta situación, el psicólogo participa en la evaluación del individuo para proporcionar un juicio clínico, puede usar herramientas de evaluación, entrevista o herramienta psicométrica para ayudar en su evaluación. Estas evaluaciones pueden ayudar a la policía u otros órganos competitivos a determinar cómo procesar al individuo en cuestión.

Por ejemplo, ayuda a averiguar si él / ella es capaz de ser juzgado o si el individuo tiene una enfermedad mental, lo que significa que no puede entender los procedimientos.

Experimental

En este caso, la tarea del psicólogo es realizar una investigación para informar un caso, esto puede implicar la ejecución de pruebas experimentales con el fin de ilustrar un punto o proporcionar información adicional a los tribunales, lo que puede involucrar falsos recuerdos, experimentos de credibilidad de testigos y otros.

Por ejemplo, de esta manera se responderán preguntas similares a “¿qué tan probable es que un testigo vea un objeto a 100 metros?”.

Actuarial

Esta función implica el uso de estadísticas para informar un caso.

Por ejemplo, se le puede pedir a un psicólogo que proporcione la probabilidad de que ocurra un evento, por lo tanto, los tribunales pueden preguntar qué tan probable es que una persona reincida si se rechaza una sentencia.

Asesoramiento

Aquí un psicólogo puede aconsejar a la policía sobre cómo proceder con la investigación.

Por ejemplo, cuál es la mejor manera de entrevistar a la persona, cómo es mejor interrogar a un testigo vulnerable u otro testigo experto, cómo actuará un delincuente después de cometer el delito.

Hoy en día, como la sociedad en todo el mundo está mucho más desarrollada que hace aproximadamente un siglo, todos están de acuerdo en que la lucha contra el crimen se vuelve cada vez más sensible y ya no es simplemente un trabajo de “captura y encarcelamiento”.

El enfoque moderno también considera que el delincuente es un miembro de la sociedad, que después del encarcelamiento necesitan rehabilitación, ya que el objetivo principal no es solo castigar a alguien, sino evitar que vuelvan a cometer otro delito. Otro punto muy importante es cuidar a los testigos y las víctimas, ya que pueden tener un estrés muy serio y es motivo de preocupación para la policía ayudar a los psicólogos a recuperarse.

¿Dónde trabaja un psicólogo criminal?

Los psicólogos criminales pueden ser empleados en varios entornos, algunos trabajan como consultores privados, otros pueden emplearse a tiempo completo en organismos gubernamentales, generalmente en órganos encargados de hacer cumplir la ley, algunos de ellos prefieren trabajar a tiempo parcial en universidades u otros centros educativos.

Trabajan en estrecha colaboración con agentes de policía y agentes federales ayudándoles a resolver delitos mediante el desarrollo de perfiles de diversos tipos, por lo general de delincuentes violentos, como asesinos, secuestradores, violadores y otros. También pueden trabajar con abogados privados, abogados del estado y defensores públicos y oficina.

La mayoría de los psicólogos criminales pasan la mayor parte de su tiempo en la corte o en oficinas, realizando investigaciones de casos, realizando evaluaciones, entrevistando a personas, investigando la historia de la vida del delincuente, proporcionando testimonios de expertos en la corte. La mayoría de ellos trabaja a tiempo completo, pero los empleados en prácticas privadas o centros educativos suelen tener horarios más flexibles.

En resumen, los psicólogos criminales pueden ser empleados por:

  • Practicas privadas.
  • Instituciones académicas.
  • Hospitales forenses.
  • Instalaciones correccionales.
  • Hospitales psiquiatricos.
  • Órganos policiales.
  • Centros de salud mental.

¿Es el trabajo tan emocionante como se muestra en programas de televisión y películas?

En realidad, el papel de los psicólogos criminales está glamurizado y sobreestimado en los programas de televisión. Por regla general, no acompañan a los agentes de policía en la detención de sospechosos. Además, la resolución de un crimen rara vez ha sido tan fácil como se muestra en los programas de televisión, lleva semanas, meses o incluso años para encontrar una solución al crimen.

A pesar de que la psicología criminal no es lo que se puede esperar de los programas de televisión, está lejos de ser aburrida. Trabajando en este campo puedes hacer algo diferente cada día.

Por ejemplo, puede pasar tiempo resolviendo acertijos difíciles, asesorando a quienes hayan cometido delitos para realizar una evaluación psicológica o incluso trabajar en campos relacionados con la informática, como la estafa en línea.

¿Que hace un psicólogo criminal?

Una gran parte de lo que hace un psicólogo criminal es estudiar por qué las personas cometen delitos, también se les puede pedir que evalúen a los delincuentes para evaluar el riesgo de reincidencia (la probabilidad de que la persona vuelva a cometer un delito en el futuro) o que hagan suposiciones informadas sobre las acciones que un delincuente puede haber tomado después de cometerlo.

Análisis de delitos

Este campo de la psicología criminal incluye principalmente la vinculación de casos, en el cual se deben analizar los comportamientos del delincuente en alguna situación específica (según el informe de la víctima, si está disponible, o como se infiere de la escena del crimen), y comparar los datos con los delitos similares de la base de datos.

Por ejemplo, si se encuentran coincidencias (se utilizó la misma arma, las amenazas del delincuente fueron las mismas, los delitos se cometieron en una ubicación geográfica cercana), esto da a la policía la base para investigar que potencialmente el mismo delincuente ha cometido ambos delitos.

Creación de perfiles de delincuentes

No existe una definición concreta acordada de creación de perfiles, incluso en círculos académicos, lo que sí podemos decir con certeza es que el producto final de los perfiles de delincuentes es crear un retrato psicológico. Los psicólogos criminales usan la información de la escena del crimen para sacar conclusiones sobre la naturaleza de la persona que cometió el crimen.

Las conclusiones deben dar respuestas a las preguntas, como: ¿Se planificó el crimen, o fue impulsivo, en circunstancias emocionales fuertes? ¿Cuál es la edad aproximada del delincuente? ¿Es probable que el delincuente viva cerca de la escena del crimen? ¿Cuál es el género del delincuente? Estos tipos de información en la mayoría de los casos son muy útiles para los investigadores y les ayudan a identificar los recursos de manera efectiva.

Entrevista

Para recopilar información confiable y precisa sobre el caso, entrevistar a las personas (testigos u ofensores) es de vital importancia. El punto más importante acerca de entrevistarlos es considerar que cada persona necesita un enfoque diferente.

Por ejemplo, un niño que fue testigo presencial del crimen puede brindar información muy útil, pero debido al estrés que un niño pudo haber padecido, el psicólogo debe ser muy cuidadoso durante la entrevista. Otro ejemplo puede ser un delincuente, que no quiere confesar, la policía y el psicólogo criminal utilizan su perfil de delincuente para determinar el enfoque correcto y productivo. En muchos casos, la forma en que se entrevistó a los delincuentes determinará si la policía alcanzará la confesión del delincuente o no.

Rehabilitación de los delincuentes

El papel del psicólogo criminal no es solo ayudar a la policía a encarcelar a alguien. En la mayoría de los países, la sociedad y el gobierno están preocupados por las posibilidades de que los presos se socialicen después de salir de la cárcel y para lograr este objetivo, los órganos competentes del gobierno trabajan con el psicólogo criminal y determinan los pasos específicos que se pueden tomar para evitar que los delincuentes vuelvan a cometer un delito y, por otro lado, para ayudarles a encontrar su lugar en la sociedad.

Psicología criminal y psicología forense

La psicología criminal es muy similar a la forense, pero es posible diferenciar entre los dos; Particularmente en relación a su rango de investigación.

Ambos términos se relacionan con la aplicación de la psicología en un contexto legal, pero el enfoque de la investigación dentro de la psicología forense es mucho más amplio, porque a diferencia de la psicología criminal, puede abarcar tanto las aplicaciones criminales como las no criminales. Por definición, está restringida a examinar el crimen y la criminalidad.

Como no hay definiciones universalmente aceptadas de psicología forense o psicología criminal, la distinción entre las dos está abierta a debate, sin embargo, personalmente creo que tiene sentido considerar la psicología forense como un término más amplio dentro del cual reside la psicología criminal.

Deja un comentario