Psicología Del Deporte: Definición, Historia, Áreas Y Técnicas.

Los atletas y entrenadores generalmente se enfocan en el entrenamiento físico y la disciplina para dominar las habilidades deportivas, sin embargo el entrenamiento de habilidades mentales y emocionales puede ser tan importante para el éxito en los deportes y en la vida más allá de los deportes, el objetivo de la psicología del deporte es abordar las necesidades mentales y emocionales de los atletas, esto mejora su bienestar general y aumenta su rendimiento deportivo al más alto nivel posible.

Todo el mundo experimenta estrés, pero muchos atletas experimentan una presión interna y externa única para sobresalir tanto dentro como fuera del campo de juego, los psicólogos deportivos trabajan con los atletas para ayudar a controlar estos factores estresantes, mejorar su rendimiento deportivo y desarrollar un equilibrio emocional.

Hoy en día, el entrenamiento de habilidades mentales se ha convertido en una parte tan importante del éxito deportivo como la fuerza, el poder y el entrenamiento de resistencia, esto es gracias al movimiento de atención y la popularidad de la meditación, el yoga y la práctica de visualización en los medios convencionales. La investigación sobre los beneficios de la meditación consciente sobre la resiliencia y el manejo del estrés se ha trasladado al campo de la psicología deportiva y muchos atletas continúan beneficiándose de agregar entrenamiento de habilidades mentales a su rutina de entrenamiento físico.

¿Que es la psicología del deporte?

psicología del deporte

 

Es el estudio de cómo la psicología influye en los deportes, el rendimiento deportivo, el ejercicio y la actividad física. Algunos psicólogos deportivos trabajan con atletas profesionales y entrenadores para mejorar el rendimiento y aumentar la motivación, otros profesionales utilizan el ejercicio y los deportes para mejorar la vida y el bienestar de las personas a lo largo de toda la vida.

Los psicólogos deportivos profesionales ayudan a los atletas a sobrellevar la intensa presión que proviene de la competencia y a superar los problemas de concentración y motivación, también trabajan para mejorar el rendimiento y recuperarse de las lesiones. Pero los psicólogos deportivos no solo trabajan con atletas profesionales y de élite sino que también ayudan a las personas normales a aprender a disfrutar de los deportes y a aprender a seguir un programa de ejercicios.

Otra definición es que la psicología del deporte es una ciencia interdisciplinaria que se basa en el conocimiento de muchos campos relacionados, como la biomecánica, la fisiología, la kinesiología y la psicología, la cual implica el estudio de cómo los factores psicológicos afectan el rendimiento y cómo la participación en el deporte y el ejercicio afectan los factores psicológicos y físicos. Además de la instrucción y entrenamiento de habilidades psicológicas para la mejora del rendimiento, la psicología deportiva aplicada puede incluir el trabajo con atletas, entrenadores y padres con respecto a lesiones, rehabilitación, comunicación, formación de equipos y transiciones de carrera.

Historia de la psicología del deporte

Es una disciplina relativamente joven dentro de la psicología, en 1920, Carl Diem fundó el primer laboratorio de psicología deportiva del mundo en la Deutsche Sporthochschule en Berlín, Alemania. En 1925, se establecieron otros dos laboratorios de psicología deportiva, uno por A.Z. Puni en el Instituto de Cultura Física en Leningrado y el otro por Coleman Griffith en la Universidad de Illinois.

Griffith comenzó a ofrecer el primer curso de psicología del deporte en 1923, y más tarde publicó el primer libro sobre el tema titulado The Psychology of Coaching (1926). Desafortunadamente, el laboratorio de Griffith se cerró en 1932 debido a la falta de fondos, después de que se cerró, hubo muy poca investigación sobre psicología deportiva hasta que el tema experimentó un resurgimiento de interés durante la década de 1960.

Ferruccio Antonelli estableció la Sociedad Internacional de Psicología del Deporte en 1965 y en la década de 1970 la psicología del deporte se introdujo en la oferta de cursos universitarios en toda América del Norte. La primera revista académica, la Revista Internacional de Psicología del Deporte, se introdujo en 1970, que fue seguido por el establecimiento de la Revista de Psicología del Deporte en 1979.

Psicología del deporte hoy

La psicología del deporte contemporáneo es un campo diverso, si bien encontrar formas de ayudar a los atletas es ciertamente una parte importante de la psicología deportiva, la aplicación de ejercicio y actividad física para mejorar las vidas de los no atletas también es un enfoque importante.

Áreas comunes de estudio en la psicología del deporte

A continuación se enumeran amplias áreas de investigación en el campo, esta no es una lista completa de todos los temas, sino más bien una descripción general de los tipos de problemas y conceptos que los psicólogos deportivos estudian.

Motivación

Un tema importante dentro de la psicología del deporte, es el estudio de la motivación, entre los cuales encontramos los extrínsecos e intrínsecos. Los motivadores extrínsecos son recompensas externas, como trofeos, dinero, medallas o reconocimiento social. Los motivadores intrínsecos surgen desde adentro, como un deseo personal de ganar o la sensación de orgullo que proviene de la realización de una habilidad. Lee mas información sobre: “Motivación“.

Personalidad

Un área común de estudio dentro de la psicología del deporte es la relación entre la personalidad y el rendimiento, esta investigación se centra en las características específicas de la personalidad y cómo se relacionan con el rendimiento u otras variables psicológicas.

La dureza mental es una ventaja psicológica que ayuda a uno a desempeñarse a un alto nivel de manera consistente. Los atletas mentalmente duros exhiben cuatro características: una fuerte autoconfianza (confianza) en su capacidad para desempeñarse bien, una motivación interna para tener éxito, la capacidad de enfocar los propios pensamientos y sentimientos sin distracción y la compostura bajo presión. La autoeficacia es la creencia de que uno puede realizar con éxito una tarea específica, en el deporte, la autoeficacia se ha conceptualizado como confianza deportiva, sin embargo, las creencias de eficacia son específicas para una determinada tarea (por ejemplo, creo que puedo hacer ambos tiros libres con éxito), mientras que la confianza es un sentimiento más general (por ejemplo, creo que hoy tendré un buen juego).

La excitación se refiere a la activación fisiológica y cognitiva de uno, si bien muchos investigadores han explorado la relación entre la activación y el rendimiento, todavía no se ha desarrollado una teoría unificadora, las investigaciones sugieren que la percepción de la excitación (es decir, como buena o mala) está relacionada con el rendimiento.

Enfoque atencional

Implica la capacidad de desconectar las distracciones, como una multitud de fanáticos que gritan, y centrar la atención en la tarea que se tiene entre manos.

Deporte juvenil

Se refiere a los programas deportivos organizados para niños menores de 18 años. Los investigadores en esta área se centran en los beneficios o desventajas de la participación deportiva de los jóvenes y cómo los padres impactan las experiencias deportivas de sus hijos.

Las habilidades para la vida se refieren a las habilidades y recursos mentales, emocionales, conductuales y sociales desarrollados a través de la participación deportiva. La investigación en esta área se centra en cómo las habilidades para la vida se desarrollan y se transfieren de los deportes a otras áreas de la vida (por ejemplo, del tenis a la escuela) y en el desarrollo y la implementación del programa. En la década de 1980, la psicología deportiva se convirtió en el tema de un enfoque científico más riguroso a medida que los investigadores comenzaron a explorar cómo la psicología se puede utilizar para mejorar el rendimiento deportivo y cómo el ejercicio podría utilizarse para mejorar el bienestar mental y reducir los niveles de estrés.

Coaching

Los psicólogos deportivos trabajan principalmente con atletas y centran su investigación en mejorar el rendimiento deportivo, los entrenadores son otra población en la que se puede llevar a cabo la intervención y en esta área se centran en los tipos de cosas que los entrenadores pueden decir o hacer para mejorar su técnica de entrenamiento y el rendimiento de sus atletas.

El clima motivacional se refiere a los factores situacionales y ambientales que influyen en los objetivos de los individuos. Los dos tipos principales de climas motivacionales que los entrenadores pueden crear están orientados a las tareas y al ego. Ganar es el objetivo general de las competiciones deportivas independientemente del clima motivacional, una orientación de tareas enfatiza la construcción de habilidades, la mejora, el esfuerzo total y el dominio de la tarea (es decir, metas autorreferenciales), mientras que una orientación egoísta enfatiza demostrando habilidad superior, competencia, y no promueve el esfuerzo o la mejora individual (es decir, objetivos que se refieren a otros). Las prácticas efectivas de coaching exploran las mejores formas en que los entrenadores pueden dirigir y enseñar a sus atletas. Por ejemplo, los investigadores pueden estudiar los métodos más efectivos para dar retroalimentación, recompensar y reforzar el comportamiento, comunicarse y evitar las profecías autocumplidas en sus atletas.

Técnicas comunes dentro de la psicología del deporte

tecnicas de la psicología deportiva

El campo de la psicología del deporte continúa creciendo a medida que se acumula la investigación, pero hay algunas áreas comunes de enfoque empleadas por la mayoría de los profesionales, estas áreas tienden a abordar tres aspectos centrales del entrenamiento mental y emocional en atletas:

Mejora del rendimiento

La visualización y el ensayo mental han sido durante mucho tiempo la piedra angular de la investigación y capacitación en psicología deportiva. Su objetivo principal es ayudar a mejorar el rendimiento de un atleta, tal práctica permite a un atleta prepararse mentalmente para el escenario perfecto y desarrollar un “mapa” mental de un resultado dado. La ciencia de la visualización la cual indica que una experiencia imaginada se interpreta de manera similar a un evento real y, por lo tanto, conduce a una mayor confianza y competencia en un atleta.

Algunos estudios incluso indican que la visualización puede conducir a ganancias de fuerza en los atletas, de manera similar a la visualización, hablar por sí mismo y cultivar una actitud positiva puede ser una característica fundamental del entrenamiento regular de habilidades mentales. Si un atleta necesita trabajar en la atención, centrarse y concentrarse, o reducir y controlar la ansiedad durante situaciones estresantes, todas estas técnicas apuntan a reducir las distracciones para mejorar el rendimiento deportivo. Algunos expertos señalan el impacto real del llamado efecto placebo producido por las creencias, como se destaca por las muchas supersticiones y rituales que algunos atletas juran.

Resiliencia y Recuperación de lesiones

Otra área donde un psicólogo deportivo puede tener un impacto en un atleta es ayudándolos a desarrollar la capacidad de recuperación mental y emocional, particularmente después de un gran revés, pérdida o lesión. Esta habilidad es esencial para los atletas lesionados que pueden sucumbir al estrés emocional de las lesiones al deprimirse, aislarse o retraerse. Aprender cómo usar habilidades mentales específicas para sobrellevar una lesión y usar el poder de la mente para facilitar la curación física puede sonar exagerado pero los psicólogos deportivos y los atletas han encontrado beneficios reales en la práctica de estas habilidades mentales.

Motivación y estrés emocional

Cualquier atleta puede sentirse cansado o simplemente desmotivado para entrenar día tras día pero a veces indica un problema más profundo. La motivación y la falta de ello es otra área en la que un psicólogo deportivo calificado puede intervenir para ayudar a los atletas a descubrir la raíz de sus problemas, tal vez están física o mentalmente fatigados, sobreentrenamiento o incluso frente a otras tensiones emocionales.

La motivación no siempre es una cuestión de encontrar la lista de reproducción de música correcta o leer una cita motivacional. A veces, el verdadero problema con la falta de motivación es el estrés psicológico, físico o social, un psicólogo deportivo calificado puede descubrir el tema central y ayudar al atleta a diseñar una estrategia y establecer los objetivos adecuados para reavivar el deseo de jugar.

Establecimiento de metas

Es el proceso de planificar sistemáticamente las formas de lograr logros específicos dentro de una cierta cantidad de tiempo. La investigación sugiere que los objetivos deben ser específicos, mensurables, difíciles pero alcanzables, basados ​​en el tiempo. Cada objetivo a largo plazo también debe tener una serie de objetivos a corto plazo que progresen en dificultad, por ejemplo, los objetivos a corto plazo deberían pasar de aquellos que son fáciles de alcanzar a aquellos que son más difíciles,ener m tetas desafiantes a corto plazo eliminará la repetitividad de las metas fáciles y le dará una ventaja cuando se esfuerce por alcanzar sus objetivos a largo plazo.

Imágenes motrices

Se pueden definir como el uso de múltiples sentidos para crear o recrear experiencias en la mente, cuanto más vívidas sean las imágenes, más probable es que el cerebro las interprete como idénticas al evento real, lo que aumenta la efectividad de la práctica mental con imágenes. Las buenas imágenes, por lo tanto, intentan crear una lo más real posible a través del uso de múltiples sentidos (por ejemplo, vista, olfato, kinestésica), el momento adecuado, la perspectiva y la representación precisa de la tarea, tanto la evidencia anecdótica de los atletas como los hallazgos de la investigación sugieren que las imágenes son una herramienta efectiva para mejorar el rendimiento y los estados psicológicos relevantes para el rendimiento (por ejemplo, confianza), este es un concepto comúnmente utilizado por entrenadores y atletas el día antes de un evento.

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondadoso...

Estudiante de Contaduría Pública, Amo dibujar y el aprender cada día un poco más, me gusta la música y divertirme. Soy redactora en páginas Web.

“El éxito no está en vencer siempre sino en no desanimarse nunca”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario