Trastornos Del Estado De Ánimo – Tipos, Síntomas, Causas Y Más

La vida cotidiana es una montaña rusa de emociones, ya que puede sentirse en la cima del mundo un día debido a una promoción de alto perfil o una calificación increíble en una prueba y otro día, puede sentirse deprimido debido a problemas de relación, problemas financieros o porque se pinchó una llanta en el camino al trabajo. Estas son fluctuaciones normales en el estado de ánimo que van y vienen, cuando su estado de ánimo comienza a tener un impacto en sus actividades diarias y en sus relaciones sociales, educativas y vocacionales, es posible que sufra de  trastornos del estado de ánimo.

¿Que son los trastornos del estado de ánimo?

trastornos del estado de ánimo

También conocido como un trastorno afectivo, es una condición que afecta el estado de ánimo y sus funciones relacionadas, en donde su estado de ánimo puede variar desde extremadamente bajo (deprimido) a extremadamente alto o irritable (maníaco).

Tipos de trastornos del estado de ánimo

Este tipo de trastorno se describe como una perturbación en el estado emocional de una persona y se clasifican ampliamente en depresivos y bipolares.

Una perturbación en el estado psicológico prevaleciente de un individuo se denomina trastorno del estado de ánimo. Se caracteriza por una perturbación en el estado emocional de la persona y se manifiesta en diferentes formas. Los trastornos del estado de ánimo pueden incluir depresión, manía o una combinación de estos y se clasifican como depresivos, bipolares e inducidos por sustancias. Los trastornos depresivos y bipolares se clasifican además en ciertos tipos de depresiones, mientras que los trastornos inducidos por sustancias se categorizan en función de la sustancia química que causa la afección.

Trastorno depresivo mayor

Se caracteriza por un estado de ánimo deprimido severo, pérdida de felicidad y esperanza, junto con sentirse inútil, culpable, vacío y nervioso. El individuo puede experimentar pérdida o aumento del apetito y problemas con la concentración, la memoria y la toma de decisiones, también se pueden ver tendencias suicidas, experimentar estos síntomas juntos se denomina episodio depresivo mayor. Un estado de depresión, que no se combina con sentimientos de manía se conoce como depresión unipolar, mientras que en presencia de manía, la condición se llama bipolar. Estos trastornos depresivos pueden clasificarse de la siguiente manera. Lee mas sobre: Trastorno depresivo mayor.

Depresión atípica

En este tipo, un individuo experimenta aumento de peso debido a un aumento del apetito, un sueño excesivo y pesadez en las extremidades, se vuelve hipersensible al rechazo y experimenta una vida social perturbada. Mas información sobre: Depresión atípica.

Depresión catatónica

Es un trastorno depresivo mayor severo que se caracteriza por la alteración de las habilidades motoras. Los afectados por la depresión catatónica pueden experimentar movimientos corporales extraños o períodos de inmovilidad total.

Depresión melancólica

Se caracteriza por la pérdida de placer en las actividades de la vida diaria, sentimientos de culpa y pena de pérdida. Las personas con depresión melancólica también experimentan una pérdida excesiva de peso y los síntomas pueden empeorar en las primeras horas de la mañana.

Depresión menor

Si los síntomas persisten por un mínimo de dos semanas, pero no cumplen con los criterios para que la depresión se clasifique como mayor, la afección se denomina trastorno depresivo leve.

Distimia

Los síntomas son similares a los que se experimentan en la depresión unipolar, aunque son menos graves y duran más tiempo, incluyen cambios en el apetito, cambios en los patrones de sueño, fatiga, baja autoestima y dificultad para concentrarse.

Depresión post-parto

Es experimentado por las mujeres después de dar a luz y por lo general, los síntomas se observan dentro de los tres meses del parto y pueden durar tres meses. Articulo completo: Depresión post-parto.

Depresión psicótica

La depresión psicótica se caracteriza por delirios y alucinaciones. Los delirios a menudo se corresponden con los contenidos de los temas deprimentes.

Trastorno afectivo estacional

Esto, como su nombre indica, se caracteriza por un patrón estacional, es decir, los afectados experimentan síntomas de depresión durante la temporada de invierno. Estos sentimientos depresivos se pueden atribuir a la falta de exposición a la luz solar durante el invierno. Lee mas sobre: Trastorno afectivo estacional.

Trastorno depresivo no especificado

Cuando se observan los síntomas pero no se ajustan a los criterios de diagnóstico para un trastorno específico, la afección se conoce como trastorno depresivo no especificado.

Trastorno bipolar

Es un trastorno que se manifiesta en forma de períodos alternos de depresión y manía. Hay cambios en el estado de ánimo y el cambio de comportamiento de un individuo entre un estado sobreexcitado llamado maníaco y un estado de desesperanza llamado depresivo. Si los síntomas son una mezcla de los experimentados en los estados maníaco y depresivo, el estado se llama mixto.

El trastorno bipolar es relativamente menos común, pero también se dice que no se diagnostica. En su mayoría, el se desarrolla a finales de la adolescencia o durante la adultez temprana. En los niños, se conoce como trastorno bipolar de inicio temprano y en ellos, los cambios en el estado de ánimo y otros síntomas se observan con más frecuencia que en los adultos. Conoce mas sobre: Trastorno bipolar.

Bipolar I

Se caracteriza por una historia de episodios maníacos con o sin episodios depresivos.

Bipolar II

Se caracteriza por episodios intermitentes de manía y depresión. La depresión puede alternar con episodios hipomaníacos en los que los síntomas de la manía son más leves; es decir, son observables pero no afectan el funcionamiento de uno.

Ciclotimia

Consiste en episodios hipomaníacos acompañados de alteraciones del estado de ánimo más leves. No se ven episodios depresivos maníacos ni mayores.

Trastorno bipolar no especificado

Es cuando una persona muestra algunos síntomas del trastorno bipolar, pero la condición no cumple con los criterios de diagnóstico para ningún tipo particular.

Trastornos del estado de ánimo inducidos por sustancias

Como su nombre indica, estos trastornos son los causados por una sustancia química o droga que afecta el estado psicológico. La adicción a una sustancia o la abstinencia de ella pueden afectar los niveles de humor y las personas pueden tener episodios maníacos o depresivos.

Inducido por el alcohol

La investigación sugiere que los bebedores empedernidos pueden experimentar depresión, también se pueden ver tendencias suicidas. Los bebedores de moderados a fuertes pueden experimentar euforia, fluctuaciones en el estado de ánimo, sensación alta y control reducido de los impulsos. En caso de adicción al alcohol junto con un estrés mental excesivo, el individuo puede recurrir a la violencia. La abstinencia de alcohol causa fatiga, insomnio, disminución del interés en el sexo y estado de ánimo inestable.

Cafeína inducida

Si se consume en exceso, la cafeína puede provocar ansiedad e incluso ataques de pánico en algunos casos.

Inducido por nicotina

La dependencia de la nicotina puede dar lugar a sentimientos de depresión y la abstinencia también tiene síntomas similares.

Estimulantes del Sistema Nervioso

La intoxicación de tales sustancias conduce a problemas de concentración y atención. Se puede ver una reducción de la función mental, los síntomas de abstinencia incluyen depresión y fatiga. Un uso a largo plazo de estimulantes como la anfetamina afecta el cerebro, lo que lleva a dificultades a largo plazo en la concentración y la memoria.

Los trastornos del estado de ánimo debido al uso de estos estimulantes y el alcohol pueden mostrar síntomas similares a los del trastorno bipolar.

Debido a los opioides

Los opioides conducen a sentimientos de euforia y su uso a largo plazo conduce a la depresión. La retirada de estos conduce a dolores corporales y agitación, los síntomas de abstinencia también pueden incluir ansiedad, depresión y sueño alterado.

Debido a los sedantes

Los síntomas son similares a los de los trastornos del humor inducidos por el alcohol. La retirada de los sedantes provoca sentimientos de ansiedad, depresión y trastornos del sueño y en casos severos, se pueden experimentar alucinaciones.

Debido a los alucinógenos

Las personas que los usan experimentan delirios y alucinaciones, también se pueden ver reacciones psicóticas y depresión.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del estado de ánimo?

Dependiendo de la edad y el tipo de trastorno del estado de ánimo, una persona puede tener diferentes síntomas y cada uno de ellos puede variar, en cuanto a cada persona.

Síntomas depresivos

  • Estado de ánimo ansioso, triste o “vacío”.
  • Sentirse sin esperanza o indefenso.
  • Tener baja autoestima.
  • Sentirse inadecuado o sin valor.
  • Culpabilidad excesiva.
  • Repetir pensamientos de muerte o suicidio, deseosos de morir (Nota: las personas con este síntoma deben recibir tratamiento de inmediato).
  • Pérdida de interés en las actividades o actividades habituales que alguna vez se disfrutaron, incluido el sexo.
  • Problemas de pareja.
  • Dificultad para dormir o dormir demasiado.
  • Cambios repentinos tanto en el apetito como en el peso.
  • Poca energía.
  • Falta de concentración.
  • Poca capacidad para tomar decisiones.
  • Quejas físicas frecuentes (por ejemplo, dolor de cabeza, dolor de estómago o cansancio) que no mejoran con el tratamiento.
  • Huir o amenazas de huir de casa.
  • Sensibilidad al fracaso o al rechazo.
  • Irritabilidad agresión.

Síntomas de Mania

  • Estado de ánimo excesivamente alto.
  • Irritabilidad o enojo.
  • Optimista sobre todo, incluso cuando otros no.
  • Toma decisiones rápidas a menudo sin pensar en ellas.
  • Gasta dinero más rápido.
  • Enérgico, parece que no puede quedarse quieto.
  • Hablar más rápido de lo normal y la gente parece tener dificultades para entender.
  • Tener un lapso de atención extremadamente corto.

Si ha experimentado varios de estos síntomas durante mucho tiempo, es mejor que hable con su médico.

En los trastornos del estado de ánimo, estos sentimientos son más intensos que lo que una persona normalmente puede sentir de vez en cuando, también es motivo de preocupación si continúan a lo largo del tiempo o interfieren con el interés de uno en la familia, los amigos, la comunidad o el trabajo. Cualquier persona que exprese pensamientos de suicidio debe obtener ayuda médica de inmediato. Los síntomas pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas de salud mental.

Causas de un trastorno del estado de ánimo

Se cree que la genética, el estrés crónico, la depresión sensorial y otros problemas mentales son las principales razones por las que las personas desarrollan problemas con los trastornos del estado de ánimo. El traumatismo en el cerebro también puede causar un problema con los neurotransmisores (es decir, la serotonina), lo que puede dar lugar a que se desarrollen varias órdenes del estado de ánimo. Si bien no se conoce todo sobre el cerebro y cómo lo afectan, se sabe bastante acerca de muchos trastornos comunes y algunos no tan comunes.

¿Quién está en riesgo de sufrir trastornos del estado de ánimo?

Cualquiera puede sentirse triste o deprimido a veces, sin embargo los trastornos del estado de ánimo son más intensos y más difíciles de manejar que los sentimientos normales de tristeza. Los niños, adolescentes o adultos que tienen un padre con un trastorno de este tipo tienen una mayor probabilidad de tenerlo también. Los acontecimientos de la vida y el estrés pueden exponer o empeorar los sentimientos de tristeza o depresión, esto hace que sean más difíciles de manejar.

A veces, los problemas de la vida pueden desencadenar la depresión. Ser despedido de un trabajo, divorciarse, perder a un ser querido y problemas financieros, por nombrar algunos, puede ser difícil y enfrentar la presión puede ser problemático, estos eventos de la vida y el estrés pueden provocar sentimientos de tristeza o depresión o hacer que un trastorno del estado de ánimo sea más difícil de manejar.

El riesgo de depresión en las mujeres es casi el doble que en los hombres, una vez que una persona en la familia tiene este diagnóstico, sus hermanos, hermanas o hijos tienen una mayor probabilidad de tener el mismo diagnóstico. Además, los familiares de las personas con depresión también tienen un mayor riesgo de padecer el trastorno bipolar.

¿Se pueden prevenir los trastornos del estado de ánimo?

En este momento, no hay formas de prevenir o reducir la incidencia de trastornos del estado de ánimo pero el diagnóstico y el tratamiento precoz pueden reducir la gravedad de los síntomas, mejorar el crecimiento y desarrollo normal de la persona, ademas de mejorar la calidad de vida.

¿Qué se puede hacer si se padece de un trastorno del estado de ánimo?

Estos son muy tratables y con el tratamiento adecuado, aproximadamente el 80% de las personas ya no sienten ningún síntoma. Algunos tratamientos comunes, usados ​​solos o en combinación, son:

Asesoramiento

Las formas más comunes de asesoramiento para aquellos que viven con un trastorno del estado de ánimo son la terapia cognitivo-conductual y la terapia interpersonal:

Terapia cognitivo-conductual

Es el tratamiento de terapia más común para los trastornos del estado de ánimo, ya que ayuda a entender la relación entre tu estado de ánimo, pensamientos y comportamientos, también enseña habilidades como la resolución de problemas que pueden ayudar a prevenir que los síntomas vuelvan en el futuro. Articulo completo sobre: terapia cognitivo – conductual.

Terapia interpersonal

Cuando estás deprimido, tus relaciones con los demás a menudo sufren y la terapia interpersonal puede enseñarle habilidades para mejorar la forma en que interactúa con otras personas.

Medicamentos

La depresión generalmente se trata con un grupo de medicamentos llamados antidepresivos y el trastorno bipolar generalmente se trata con un grupo de medicamentos llamados estabilizadores del estado de ánimo, también se le pueden recetar otros medicamentos para la psicosis o la ansiedad.

Terapia electroconvulsiva

La terapia electroconvulsiva puede ayudar a las personas que experimentan depresión severa o trastorno bipolar, particularmente cuando los tratamientos como el asesoramiento y la medicación no han ayudado. El tratamiento se realiza en el hospital y consiste en pasar una corriente eléctrica a través del cerebro durante unos segundos mientras está bajo anestesia general. Es muy segura, de acción rápida y efectiva.

Terapia de luz

Las personas que experimentan este tipo de trastorno pueden encontrar útil la terapia de luz, en donde se utiliza un tipo especial de luz que es mucho más brillante que la iluminación interior pero esta puede no ser una buena opción para todos, por lo que es importante hablar con su médico antes de comenzar esta terapia.

Autogestión

Hay algunas cosas que se pueden hacer por su cuenta para ayudar a sentirse mejor, como el ejercicio regular, comer bien, dormir lo suficiente y mantener un horario de sueño constante, controlar el estrés, pasar tiempo con amigos y familiares, la espiritualidad y controlar el consumo de alcohol y otras sustancias pueden ayudar a controlar los problemas del estado de ánimo.

Deja un comentario